La masacre de los yazidis

Después de los asesinatos del Estado Islámico, ¿quién le dará refugio a la comunidad?

El corazón de Yazidi alrededor de Mosul ahora está mayormente bajo el control del EI. A los cristianos de Mosul se les dio la opción de convertirse, pagar el impuesto jiziya o irse. A los yazidis no se les dio esa opción.El corazón de Yazidi alrededor de Mosul ahora está mayormente bajo el control del EI. A los cristianos de Mosul se les dio la opción de convertirse, pagar el impuesto jiziya o irse. A los yazidis no se les dio esa opción.

Por: Sanjeev Sanyal

El mundo ha visto con horror impotente cómo el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), desde entonces rebautizado como Estado Islámico (IS), se apoderó de gran parte de Siria e Irak y borró sistemáticamente el pasado social, cultural y demográfico de la región. El Estado Islámico ya ha eliminado prácticamente a todas las poblaciones musulmanas y cristianas chiítas de las tierras que controlan. La ciudad de Mosul, hogar de una de las comunidades cristianas más antiguas, ya no tiene cristianos. El EI ni siquiera ha perdonado a los musulmanes sunitas que no se adhieren a su interpretación extrema del Islam.



Por terribles que sean, la peor persecución se ha dirigido a una pequeña comunidad que ahora se enfrenta a la extinción: los yazidis. Son un antiguo grupo religioso que vive entre los kurdos del norte de Irak. El número yazidi de menos de medio millón y dos tercios viven alrededor de Mosul. El resto se encuentra disperso por Armenia, Turquía y Siria (también hay comunidades de inmigrantes recientes en Alemania y Estados Unidos).



El corazón de Yazidi alrededor de Mosul ahora está mayormente bajo el control del EI. A los cristianos de Mosul se les dio la opción de convertirse, pagar el impuesto jiziya o irse. A los yazidis no se les dio esa opción y a menudo son asesinados a la vista como adoradores del diablo. La pequeña ciudad de Sinjar, el único lugar en el mundo con mayoría yazidí, cayó ante el EI en agosto y hay varios informes de masacres. Los informes noticiosos sugieren que 500 yazidis, incluidos niños, fueron masacrados en la ciudad en un solo caso, muchos enterrados vivos. Cientos de mujeres jóvenes han sido esclavizadas y se dice que decenas se han suicidado en lugar de ser capturadas. Mientras tanto, decenas de miles de refugiados han huido a las montañas vecinas, donde están atrapados en enclaves rodeados. Cuando las operaciones de rescate respaldadas por Estados Unidos finalmente llegaron a uno de esos enclave en el monte Sinjar, encontraron a miles que habían muerto de sed.

¿Quiénes son los yazidi y por qué el EI quiere exterminarlos? Aunque influenciada por el cristianismo y el Islam, la religión Yazidi tiene raíces antiguas que se remontan al menos a finales de la Edad del Bronce. Curiosamente, sus creencias tienen muchas similitudes con el hinduismo; por ejemplo, creen en la reencarnación, dicen sus oraciones de cara al sol al amanecer y al atardecer, etc. También adoran a Tawuse-Melek, el ángel pavo real, un pájaro que no se encuentra en tierras Yazidi. pero solo en el subcontinente indio.



Una vez, estos vínculos culturales se habrían explicado en términos de una invasión aria de Asia Central. Sin embargo, ahora sabemos que las grandes ciudades de Harappa fueron abandonadas debido al cambio climático y al secado del río Saraswati alrededor del año 2000 a. C. La mayoría de la gente se trasladó al Ganges o se fue al sur, sembrando así la civilización índica. Pero, ¿algunos grupos migraron hacia el oeste? Hay mucha evidencia de los vínculos de la India con el Medio Oriente durante la Edad del Bronce. El zoroastrismo, la religión del antiguo Irán y de sus descendientes parsi, está claramente relacionado con la religión védica y los textos zoroástricos más antiguos, los gathas, están compuestos en un idioma muy cercano al sánscrito védico del rig.

Curiosamente, hay evidencia de una tribu india que puede haber emigrado aún más al oeste. Tenemos detalles de un tratado entre los hititas y los mitanos alrededor del 1380 a. C. Los Mitanni eran una tribu que una vez gobernó sobre la misma área ahora habitada por los Yazidi y el tratado invoca los nombres de los dioses védicos Indra, Varuna, Nasatya y Mitra. También sabemos que los Mitanni no eran locales sino que venían del este. Los nombres de sus líderes y varios de sus términos militares y ecuestres también parecen derivarse del sánscrito. Lo más intrigante es que el arte de Mitanni muestra pavos reales y grifos parecidos a pavos reales.

¿Son los yazidis descendientes de los mitanni? No lo sabemos con certeza, pero ciertamente es una posibilidad intrigante, especialmente porque estudios genéticos recientes muestran que ciertos linajes que se encuentran comúnmente en el norte de la India también se encuentran en el este de Irán y entre los kurdos (no hay datos específicos disponibles sobre los yazidi).



Con el tiempo, los yazidis fueron apodados como adoradores del diablo y sometidos a una persecución constante. Fue especialmente extremo bajo los turcos otomanos en los siglos XVIII y XIX. Una serie de masacres mató a miles y casi llevó a su extinción. Bajo Saddam Hussain, no fueron sometidos a una persecución religiosa abierta, sino que permanecieron bajo presión para arabizar su cultura. Las cosas han empeorado mucho desde que el dictador fue depuesto. En abril de 2007, hombres armados sacaron de un autobús a 23 hombres yazidíes y los mataron a tiros. En agosto de ese año, una serie de coches bomba coordinados mató al menos a 300 más, incluidos mujeres y niños.

Los yazidis ahora enfrentan su mayor crisis. Con suerte, los ataques aéreos y los ataques aéreos respaldados por Estados Unidos, junto con un renovado impulso de las fuerzas kurdas, ayudarán a rescatar a los sobrevivientes. Sin embargo, no está claro si regresarán a casa y cuándo. Entonces, ¿quién dará refugio a los yazidis?

Durante siglos, muchas minorías perseguidas han encontrado refugio en India: judíos exiliados tras la destrucción del Segundo Templo en el 70 d.C., zoroastrianos que huyeron de Irán en el siglo VIII y budistas tibetanos en el siglo XX. Quizás, los indios del siglo XXI deberían considerar brindar refugio a sus primos lejanos.



Sanyal es el autor de 'La tierra de los siete ríos: una breve historia de la geografía de la India', 2012.
express@expressindia.com