La hermana Sydney Rae Bass de Jessie James Decker da a luz a las 28 semanas

Jessie James Decker y Eric Decker son oficialmente tías y tíos, aunque un poco antes de lo previsto.

Ayer por la mañana, nuestra dulce niña decidió que estaba lista para encontrarse con mamá y papá. Después de contratar toda la noche, entramos y tuve que tener una cesárea de emergencia. Ella es nuestra pequeña luchadora y lo está haciendo muy bien. Te queremos mucho Brooklyn. Nuestro pequeño bebé prematuro



Una publicación compartida por Sydney Rae Bass ✝ (@sydneyraeface) el 5 de septiembre de 2017 a las 12:17 p.m. PDT



La hermana de Jessie James Decker, Sydney Rae Bass, y su esposo Anthony Bass dieron la bienvenida a su hija, Brooklyn Rae Bass, al mundo después de una cesárea de emergencia, mientras Sydney todavía tenía solo 28 semanas de embarazo.

Sydney compartió una foto de Instagram de la nueva familia con Brooklyn en una incubadora.



'Ayer por la mañana nuestra dulce niña decidió que estaba lista para encontrarse con mamá y papá', escribió Sydney en el pie de foto. 'Después de contratar toda la noche entramos y tuve que tener una cesárea de emergencia. Ella es nuestra pequeña luchadora y lo está haciendo muy bien. Te queremos mucho Brooklyn. Nuestro pequeño bebé prematuro.

Papá por primera vez Anthony Anunciado El nacimiento de Brookyln en Twitter. 'Bienvenido al mundo Brooklyn Rae Bass', escribió el lanzador de béisbol. Ya te protejo mucho. Eres nuestra bendición de Dios. ¡Te queremos tanto!'

Sydney ha estado entrando y saliendo del hospital con complicaciones del embarazo. Ella escribió en Instagram el viernes 1 de septiembre que había ingresado en el hospital dos veces en una semana.



'¡Estoy tan emocionado que llegué a las 28 semanas, tercer trimestre! La semana pasada ha sido una montaña rusa. Fui admitido en el hospital dos veces. La primera vez que me dieron inyecciones de esteroides para madurar los pulmones de mis dulces chicas '', escribió.

'La segunda vez (ahora) me dieron un goteo de magnesio para calmar mi útero y ayudarla con su desarrollo. Tenía contracciones cada tres minutos, gracias a Dios toda la medicina ha ayudado y calmado mi cuerpo '', continuó.